La Negligencia de ETECSA

Denuncia desde Guantánamo, el activista de Derechos Humanos de la Alianza Democrática Oriental, Manuel Alejandro León Velázquez, la negligencia de la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (ETECSA) respecto a lo ocurrido este jueves 27 de agosto de 2015, al cancelar sin previo aviso los servicios de señal Wifi, en el Hotel Guantánamo de dicha ciudad.

La falta de comunicación de los ejecutivos que laboraban el antes mencionado sitio, le trajo el inconveniente de que en un pequeño instante en que se pudo conectar, supuestamente en algún período de prueba, se volviera a caer la conexión y quedara conectado y lo que es peor, consumiendo el crédito de su cuenta permanente de la Red Nacional (conocida como “nauta”), en este caso solo le quedaban Cuatro Pesos Convertibles (CUC), moneda que sustituye al dólar en Cuba. Al momento que pudo acceder a la red únicamente le quedaban Tres Pesos Convertibles con Dieciocho Centavos CUC.

Todo no acabó ahí, pues para evadir las molestias de la demora se dirigió a la cantina con el fin de pedir una de las famosas cervezas Bucanero, pero las dos que habían, según la cantinera, estaban “ponchadas”. Cambió su pedido por una Heineken, pero esta vez por pagar con un billete de Veinte CUC debía mostrar el carnet de identidad, lo que no acató por tratarse de maltrato al cliente, “cubano”.

Ante tal atropello, quien le dará solución favorable a este usuario, quien no cuenta como ciudadano cubano, con un cuerpo legal donde establecer una demanda formal a estas entidades.

Deja un comentario

Archivado bajo ADO-PRESS

Ómnibus Que no Dan la Diana

Nuevamente el gobierno cubano acude a problemas de las década de los ochenta cuando de transporte se trata, me refiero a los Ómnibus Diana que circulan por todo el país tratando de apalear el difícil problema que ataña a la gran mayoría de los cubanos, en Holguín por ejemplo con un parque de Guaguas poco mas de veinte ómnibus solo permanecen disponibles alrededor de siete u ocho nada mas, pues no se a quien se les ocurrió ponerlos a circular como local cobrando un peso por persona siendo estas muy incomodas y de poca capacidad ya que cuenta con una sola puerta para subir y bajar ,también es común verla pasar y no parar así como roturas y falta de combustible, este ultimo es algo que las personas no entienden, ya escuche una frase de una persona que dijo cuando viajaba en la que mostrare en la foto al quedarse sin combustible …y donde esta el que nos mandan de Venezuela acaso lo venden… otros dijeron …y ahora en que viajamos y quien nos devuelve el dinero… esta pregunta nunca tuvo respuesta.

Fue un reporte de Eliécer Palma Pupo Alianza Democrática Oriental

Deja un comentario

Archivado bajo ADO-PRESS

SIN HOGAR

POR: Randy Caballero Suàrez

Baracoa

A alguien que no se exactamente quien fue se le ocurriò un buen dìa derrumbar el Hogar de Ancianos de esta oriental ciudad de Baracoa que brindaba refugio y asistencia a muchas personas de la tercera edad que no contaban con amparo filial, las razones fueron mùltiples, primero se dijo que el centro necesitaba de una reconstrucciòn o remodelaciòn completa, lo cual no era incierto, puès su vieja estructura amenazaba a sus longevos moradores con caerles encima, tambien se dijo que dicho centro, una vez remodelado, serìa usado como Cìrculo Infantil debido a la carencia de este en la zona, otros afirmaban que el espacio tendrìa una nueva funciòn social para el beneficio de la comunidad, pero hasta la fecha ninguna de estas afirmaciones se han materializado, digo hasta la fecha porque en el lugar donde se encontraba el Hogar de Ancianos se levanta desde hace màs de tres años un Cìrculo Infantil, cuya construcciòn parece haberse detenido en el tiempo. Lo que si es cierto es que hoy deambulan por las calles y terminales de esta ciudad una gran cantidad de personas de avanzada edad, los cuales no cuentan con familiares inmediatos que se encarguen de ellos, viviendo de la caridad pùblica, mendigando para comer y durmiendo en portales o en umbrales donde alguien les permita pasar la noche. Esta cuestiòn, por sensible, preocupa a muchas personas de la poblaciòn, los cuales no entienden el porque de esta situaciòn, siendo la Salud Pùblica una entidad subsidiada por el Estado, de nada valen las contìnuas campañas hechas por el Estado a favor de la tercera edad, de quièn se jacta proteger y garantizarle lo bàsico para acabar sus dìas de la mejor manera y con el cuidado y garantia que la misma requiere. Es penoso y bochornoso ver a estos dèbiles ancianos llegar al final de sus vidas sumidos muchos de ellos en vicios como el alcohol, muchos han sido los que producto de este flagelo han amanecido muertos en aceras y portales, muchos son los que hoy en dìa mendigan limosnas en la vìa pùblica para llevar algo a sus estòmagos, muchos màs son los que se aventuran por este camino al no contar con ese centro, que aunque con miles deficiencias y carencias, se encargaba al menos de brindarles un techo y algo de alimento. Hoy cuando la población de este paìs mayormente es anciana, cuando segùn la prensa oficialista y sus medios de comunicaciòn afirman que Cuba posee un alto ìndice de envejecimiento, en Baracoa, ciudad Primada de Cuba y Monumento Nacional, los ancianos sin familiares inmediatos que los socorran se encuentran sin hogar.

Deja un comentario

Archivado bajo ADO-PRESS, DERECHOS HUMANOS, GENERAL

BARACOA LA CIUDAD QUE NUNCA CAMBIA

POR: Randy Caballero Suàrez

Baracoa

Es tema de conversación entre la gente de mi ciudad, todo el mundo lo repite sin cesar, los más jóvenes y también los viejos, estos con un poco màs de enojo, pero lo cierto es que ninguno se equivoca, incluso quienes estàn viviendo fuera del país lo refieren al venir de vacaciones a esta bella ciudad, la Primera en el tiempo, la màs antigua de Cuba, la ciudad Primada. Muchos de ellos señalan como único cambio notable y real la construcción del voulebar, ninguno màs, y es cierto, al menos yo la recuerdo así desde mi infancia, cuando a los cinco años de edad mi familia decidiò establecerse, proveniente de la provincia de Camaguey, en esta apartada pero bella urbe. Continuaran en aumento las casas en mal estado, las calles peor que nunca debido a su perforación para la instalación de una nueva conductora de agua que al fin y al cabo mantiene el servicio del vital liquido tan inestable como antes de su puesta en marcha, el problema  de la alimentación también va en picada, pues cada día aparecen menos alimentos para la población, aunque ha surgido una nueva clase llamada los nuevos ricos, quienes presuntuosos alardean de cocinarle a sus mascotas el picadillo de soya que la mayor parte espera como el pueblo de Israel esperaba el mana en su travesía por el desierto para llegar a la tierra prometida.  Lo que sí ha aumentado y esto de forma considerable es la corrupción, multiples son los casos que han salido a la luz, diferentes trabajadores, directivos y funcionarios de Empresas y entidades estatales permanecen hoy en prisión por desvío de recursos, malversación y delito económico, muestra todo de que las cosas van mal en esta Villa. También han aumentado o surgido desde hace algunos años las casas de alquiler a extranjeros, las cuales generan a sus dueños una importante cantidad de divisas libremente convertibles, dando como resultado la profundización de las diferencias sociales y el surgimiento de más y más pobres cada día, quiénes hartos de miseria y necesidades no ven por ningún lado el cumplimiento de la promesa aquella de gloria y abundancia. Tal parece que la bella ciudad se ha detenido en el tiempo, y estática ve transcurrir los días y los años, pasando por ella generación tras generación, envejeciendo y cambiando sus habitantes, pero siendo siempre la misma, una bella ciudad que un día fue maldecida por alguien y que parece aferrarse a aquella maldición de la cual se enfrasca en nunca salir, eso es Baracoa, una ciudad que no cambia y que a pesar de sus enormes entradas económicas y de su rica historia y tradición que atrae cada vez a más y más visitantes extranjeros, se derrumba por la ausencia de cuidado y protección, nosotros los que aunque no nacimos en ella la queremos como si hubiera sido nuestra cuna, deseamos que ella se levante próspera y abundante, para que las nuevas generaciones que vienen detrás no tengan que emigrar de ella, para que no tengan que marchar fuera en busca de lo que nosotros mismos pudimos haber construido, ese es nuestro deber y nuestro compromiso, luchemos para que Baracoa no siga siendo más la ciudad que nunca cambia.

Deja un comentario

Archivado bajo ADO-PRESS

SEMANARIO INFORMATIVO ADOPRESS #32

Una Edición Semanal que brinda los aconteceres en el oriente cubano escritas por Activistas de Derechos Humanos y miembros de la Sociedad Civil Independiente CLICK EN ESTE LINK. No. 32 Agosto 28

Deja un comentario

Archivado bajo ADO-PRESS

AGUAS NEGRAS

INTERESANTE TRABAJO EN FORMATO PDF

Aguas Negras en Guantanamo

Deja un comentario

Archivado bajo ADO-PRESS

EL SÍNDROME DE LA SOSPECHA

Por: José Alberto Olazábal

La auto-censura es la integración psicológica de la censura. Nada más (i)real en un país dominado por el autoritarismo más crudo, ese que si no amenaza, golpea; que es el método más drástico, pero no el único. Y existen escalas que se aplican según la naturaleza del infractor; una metodología de amplia ascendencia histórica, se sabe que aquí fuimos asesorados por los soviéticos, con amplia experiencia en esos dominios; adaptada y aplicada en este lado del mundo para corroborar sus resultados por los especialistas en la censura, es decir, por los que reprimen. Primero es una conversación amistosa ―con veladas amenazas―, luego las presiones continúas en el trabajo, en la escuela o en la comunidad, luego medidas disciplinarias intentando que el trasgresor se arrepienta y entre por el aro.

Existen muchos y variados métodos de control. Los medios de difusión masivos han creado por años estrategias para descalificar a aquellos que han dicho lo que no debían decir y de algún modo han sido por sus actividades públicas conocidos por la gente;también existe una continua propaganda para realzar la imagen del régimen político; está la desinformación, una vieja estrategia que manipula el caudal de noticias de las agencias extranjeras con sus variados enfoques y la adecua a las necesidades del momento, de manera que la gente de a pié, sin otro asidero que la radio, la prensa o la televisión, nunca se llega a enterar de lo que está pasando, no solo allá afuera, sino en su propio país. Aunque ya en estos tiempos y con tanta gente viajando, viviendo y regresando, maslos medios alternativos de comunicación que a pesar del intento de control del Gobierno, circulan, ese método ha perdido efectividad. Solo muy pocos, apegados a la costumbre, por conveniencia, o por alejarse del conflicto que significa saber, siguen creyendo todo lo que les dicen.

Los periodistas, son una fauna variada e interesante, ya que, si no ejercen la censura directamente, son sus ejecutores indirectos. En sentido general, trabajar en los medios en Cuba supone una adhesión total a la ideología y sus mandatos, aunque sabemos que cada cual en su fuero interno piensa lo que le da la gana. Entonces se da un fenómeno interesante y hasta cierto punto previsible, y es que muchos bordean elegantemente los temas candentes, tocan, pero solo tangencial-mente el asunto; dicen mucho para no decir nada. Si no recuerde la sensación después de haber visto un noticiero o escuchado un informativo, las noticias cambian, pero parecen dichas o escritas por la misma persona, incluso, en el lenguaje informativo se han creado una serie de expresiones o ticks, recurridos constantemente, así que en general no importa el reportero, podemos prescindir de los nombres, siempre parece la misma noticia.  Ya sabemos qué pasaría si alguien se atreviera decir lo que realmente piensa.

Con el paso de los años, esa maquinaria está completamente engrasada y funcionando, y el cuerpo social está entrenado y en condiciones de responder prestamente a cualquier sugerencia.  Un ejemplo de la realidad: a una pregunta de un periodista en las calle, las personas se cuidan muy bien de lo que van a decir, uno ve que pesan sus palabras y se esfuerzan por no rebasar el límite de lo permitido, o si sienten que su declaración se hace demasiado fina y que sus palabras podrían mal interpretarse, acuden a la socorrida frase salvadora, yo soy revolucionario…pero.

En el plano personal, esa integración llegó, a fuerza de repetirse, a ser completa en los individuos, no importaba su estatus social, nivel de cultura, profesión o tendencias ideológicas o experiencias vitales; hay un límite que no podía ser rebasado, hay cosas de las que no se pueden hablar; el policía, como dijo alguien, está en la mente. Otras manifestaciones del control tienen que ver con la vigilancia que se ejerce a todos los niveles de la sociedad, ya sabemos la utilidad de las organizaciones de masas;una mitad vigila a la otra; aunque por estos tiempos que ya corren, es imposible parar las manifestaciones de descontento y las críticas abiertas al sistema. Muchos años antes, cuando el control era absoluto, se le conocía con la típica expresión de salirle al paso.

Mas todo aquello que supone un descentramiento de la proclama oficial, y me refiero específicamente a los contenidos del arte y al trabajo de los artistas que en todas las épocas se ha nutrido de la censura; crítico, desbarrador, irónico y lúdico, pues esa es su función, es tratado en estos tiempos con mucho cuidado por los sensores designados en esta esfera, una censura que no trasciende los límites de un silencio aparente, que trata de no ser visible. Conozco en caso de un escritor cubano, con importantes premios y publicaciones, cuyo último libro fue presentado formalmente en un espacio público y en un evento de connotaciones nacionales, La Feria del Libro de La Habana, y luego de la presentación y venta, sus libros fueron retirados de las librerías y desaparecidos de la circulación, nadie sabe ahora donde descansan o si fueron hechos pulpa esencial, materia prima para otros libros por venir. Un claro indicio del miedo que un sistema siente por todo aquello que pueda contradecir su discurso y sus verdades, aun cuando estas operen en el espacio no muy extenso de los consumidores del arte.

De eso se trata, de mostrarnos una realidad ideal, compacta, total y sin fisuras, siempre en transformación creciente, triunfante en su progreso y que a todos debe complacer, pues se nos dice que todos estamos de acuerdo con ella, pues esa es la Verdad. Cosa que nunca ha existido en una sociedad de por sí diversa, complicada, conflictiva e integradora de las más disimiles visiones e interpretaciones, como cualquier colectividad en cualquier lugar del mundo.

Mucho de nuestro acontecer ha quedado sepultado al conocimiento y la divulgación, solo aquellos que tienen los medios para investigarla, saben cómo se ha ido construyendo una historia de cartón, sin contradicciones ni conflictos, sin afirmaciones concluyentes y con pruebas documentales, que de salir a la luz pública dejarían muy mal parado al Gobierno, que terminarían con la aparente solidez de un sistema, al que en silencio, una gran mayoría, cansada de la misma perorata, ha dado la espalda.

De lo que se trata es de esperar, no sé cuánto aún, ojalá ese día no esté muy lejano por los vientos que baten en el horizonte político de la actualidad cubana, no obstante se irá conociendo todo, los archivos de la Seguridad del Estado serán abiertos al escrutinio público como pasó en muchas naciones de Europa, los libros y estudios prohibidos y no publicados se conocerán cuando el muro de poder al fin se derrumbe por su propio peso. Entonces sabremos los detalles de este sueño de más de medio siglo que se nos ha ido convirtiendo en una extraña pesadilla, y podremos ir integrando poco a poco, eso que siempre llamamos de forma singular, la Historia; y saltar el muro hacia otros destinos.

Deja un comentario

Archivado bajo ADO-PRESS, GENERAL

UNA CUBA QUE ES OTRA CUBA OTRA CUBA OTRA CUBA

Por: José Alberto Olazábal.

…siempre los momentos más terribles políticos y económicos, son los momentos más fructíferos, intelectual y literariamente.”

José Koser.

La historia de este país ―la de cualquier país― es como un mapa, a pesar de que exista una simbología para leerlo; este, es un intrincado sistema de signos dispuesto a explicarlo todo sin poder dar una respuesta definitiva. Mucho se ha escrito sobre el tema y cada quien intenta o ha intentado dar con la respuesta, o en todo caso una explicación posible de quién es el cubano. Uno de los que más se acercó fue el ensayista republicano Jorge Mañach en su Indagación al Choteo, allí profundiza en nuestro carácter y aventura una teoría muy aguda sobre el peso de nuestro carácter trasplantado, el no poseer raíces vivas de nuestra cultura originaria, ese núcleo compacto de significación y destino, que ha potenciado el devenir en todos los países de vieja historia. Algunos piensan que fue un pesimista cuando su pensamiento y su acción siempre buscaron un entendimiento, una expansión; eso que al final le provocó el exilio y posiblemente la muerte.

500 años en la vida de un país es poco tiempo, ese es nuestro caso si se compara con uno o más milenios que tienen otras culturas; en ese tiempo, muy dilatado para la percepción humana, pero muy necesario para el crecimiento de ese organismo súper complejo que es un país y un devenir, nosotros, con una historia tan agitada y convulsa, no hemos tenido tiempo suficiente para metabolizar, es decir, comprender e integrar acontecimientos, pasar de un periodo histórico al siguiente con la necesaria absorción de las causas y una visión de las posibles consecuencias, nos hemos vistos conminados a vivirlos en rápida sucesión: primero una Colonia incompleta históricamente dio paso a una República azarosa y seguidamente entramos en el periodo socialista de golpe. El espacio de este comentario no permite un análisis más a fondo, y no soy yo quizás el que mejor pueda hacerlo.

A partir de ese periodo que comienza a partir del 1959y que dura hasta hoy, empezamos a enfrentarnos progresivamente a uno de los momentos más insólitos de toda nuestra historia. Primero llenos de gozo y esperanza por el cambio luego de un extenso periodo de incertidumbres, esperando al fin poder construir un país donde la voz de todos tuviera un lugar y una representación, después, extrañados por unos cambios que no eran los que se nos habían prometido. En los primeros años, también comenzaron a cambiar las expectativas en aquellos que sí estaban atentos. Las instituciones fueron sustituidas progresivamente por otras cada vez más ineficientes en su excesiva centralización. Los planes de producción se dilataban, siempre existía una justificación; la economía cayó dramáticamente, baste saber que en el mismo 59´ ocupábamos el tercer lugar de la economía en Latinoamérica, veinte años después estábamos entre los últimos.

El entramado político, social, económico, arquitectónico, cultural, se fue deteriorando lentamente pero sin detenerse según los años pasaban. Siempre se nos decía que con cada nueva medida, con cada plan de reforma, sí íbamos a resolver los problemas, y los sueños nunca se cumplieron. Eso ha durado hasta hoy en un periodo de 50 y tantos años, y nos sentimos perdidos en nuestro camino, casi sin aliento para continuar. Ahora y después de tanto tiempo, seguimos en intentos que son más experimentación que cordura, sometidos a nuevos avatares que se bifurcan cada vez más sin encontrar soluciones, y los problemas crecen y se multiplican sin respuestas. Nos encontramos en una encrucijada sin solución posible. El cubano, se dice por ahí, se empeña en resistir o en esperar. No sé realmente que resiste, o qué espera.

Unos aún creen que los problemas se resolverán solo con un poco más de tiempo, cuando las nuevas medidas, las de ahora, empiecen a dar sus resultados. Muchos, lentamente acostumbrados por los años a la obediencia, o por simple pereza mental, esperan secretamente a otro líder, a alguien que los saque del atolladero, que le muestre un camino o le dé las soluciones. Otros quieren un cambio pero temen exigirlo, saben de sobra el costo de ese intento. Otra buena parte ya no espera nada y se contentan con vivir de día en día: ver la televisión, ir a la pelota, jugar al dominó, trabajar lo menos posible, sobrevivir día a día, o beber en las esquinas; le han dado la espalda definitivamente a la realidad, viven sus vidas y tratan de no mirar a los lados, ¿para qué?

Lo cierto es que de muchos modos posibles y reales persistimos en la búsqueda. Y según avanza el tiempo y con más acontecimientos a la espalda en este devenir, existen nuevas visiones para aquellos que se empeñan a pesar de todo, en entender, o en cambiar eso que está allá afuera. Eso somos todos, los que nos vemos vivir día a día, y conocemos o creemos conocer todas las vueltas y revueltas de este camino. En este mapa los símbolos son muchos, y cada cual hace su lectura.

Los medios, bueno, los medios siguen en su eterna cantaleta, dale que dale con las alabanzas desmedidas a los dirigentes o a los fundadores, como seres que nunca se equivocan, o con el sutil acostúmbrate, eso de emplear la sicología dirigida a la persona para tratar problemas sociales; y las soluciones que no aparecen por ninguna parte, y hablo de soluciones reales, que nos incluyan a todos, no de aquellas que bajan por la canalita de siempre, no de simulacros o de poner parches a problemas de superficie, que es al final no resolver nada. Hay asuntos de los que llevamos hablando décadas, y otros que mutan incesantemente siendo en el fondo lo mismo; ¿desde cuándo escuchamos hablar de los salideros, el uso personal de bienes estatales, del maltrato a los consumidores, de la indisciplina social, las guaguas o la calidad del pan?; yo que he vivido aquí toda mi vida los escucho desde que era un niño.

En la otra parte del espectro de posibilidades en este mapa imaginario, existen los que perdieron la paciencia y el miedo, que es decir, bastante, y se oponen al estado de cosas de un modo directo; cansados de escuchar lo mismo por los profesionales de la información, o por los ministros que se suceden en la escena; crean grupos, asociaciones y partidos para reclamar sus derechos y los de la mayoría en silencio, y ya sabemos los avatares a los que están sometidos; aun así, la cantidad y variedad de estos grupos no decrece, y su composición e intereses es heterogénea; es por esta vía que se conoce fuera del país ―y algunas veces dentro―lo que sucede.

Están por otro lado los artistas, que dentro de los circuitos aprobados de publicaciones, exposiciones y eventos de todo tipo e importancia, dan su visión  a través de una obra variada, inteligente, profunda y ácida en muchos casos, de esta realidad, metamorfoseada pero reconocible, y que tiene un público extenso, aunque no mayoritario. Quizás por eso no cuentan mucho para los censores, aunque algunos creadores sí se la han tenido que ver con esta especie, y claro, acorde con los tiempos que corren, la censura es discreta, de baja intensidad, esa que deja pocas huellas visibles.

Es así que a pesar de los pesares, que son muchos, nuestras experiencias están recogidas al margen del poder; lo importante, como para aquel personaje de George Orwell, es no perder la memoria. Contamos sin dudas con una historia otra, activa, en proceso y constante renovación, pues, parafraseando una sentencia de viejo corte surrealista: la política entra por la ventana después que la hemos sacado por la puerta.

Otros grupos que podrían situarse en la zona de los creadores, comparten esos intereses, y actúan de forma privada, o como se dice ahora, independiente, fuera de los circuitos, pero también desde el arte y el pensamiento reflexionan sobre el hecho de ser aquí y ahora. No están en la oposición que se enfrenta por sistema, tampoco en los círculos de la oficialidad artística que intenta justificar desesperadamente lo que es evidente para todo el mundo. Estos muchachos y muchachas, pues son muy jóvenes en la mayoría de los casos, hacen, que es la mejor forma de decir en un país manifiesto por su indiferencia, donde la mayor parte está vuelta hacia sí, intentado escapar puertas adentro de la crisis, que, como el gato del cuento, sigue sentado allá afuera.

Existe demás otros medio alternativo que no participa de las tipologías de los anteriores, pero que lo rebasa en alcance: la vox populi, la voz de la calle, esa frecuencia radial que crece y se diversifica y lo indaga todo y nadie puede parar, pues no hay modo; allí está la historia viva y mutando, con verdad, mentira, imaginación, certidumbre, recreación y burla, esa prensa libre que va de un lado a otro con todo lo que se le escapa a la censura.

Sin embargo hay muchas voces que piensan este momento con frescura e inteligencia, a través de los medios de comunicación a nuestro alcance: el correo electrónico, las memorias flash, el CD, los discos extraíbles, las revistas de corta tirada, fanzines y algunas veces internet, circulan y dialogan las ideas dentro y fuera. Hacen la diferencia en estos tiempos de silencio institucional, de intereses políticos según la conveniencia del momento, acuerdos según la circunstancia, simulaciones y manipulación de una historia congelada y repetida hasta el cansancio, son las propuestas que el pensamiento y la acción de grupos de gentes de los que muchos no se conocen, pero que tienen objetivos comunes, está poniendo sobre la mesa la realidad en este momento.

Que no se diga, cuando finalmente venga un cambio, ―ojalá para bien― que no hicimos todo lo que estuvo en nuestras manos, que aunque tuvimos que hacer silencio en la calle o las reuniones, no colaboramos con ideas para nuestro destino, o esperamos que otros nos dijeran qué hacer. Lo que sí sería triste, y de lo que habló en su momento Mañach, es que las mejores mentes de nuestro tiempo, llegado el caso, se retiren nuevamente asqueados de la escena política, dándole paso a los usurpadores que siempre van a existir, dispuestos por naturaleza o conveniencia a esperar el momento para repetir la historia de otro modo, y eso, es lo que menos necesitamos.

Ojalá que estas experiencias nos sirvan para bien, que tantos años de pérdidas y sacrificios inútiles nos hayan enseñado algo más que a quejarnos y decir que somos así y no es posible ser de otro modo. Entonces el viejo filósofo discurseador sonreirá en su tumba, reconciliado al fin.

Es el modo de ir construyendo una historia alternativa, dejar una constancia de este momento que está pasando ahora mismo y debe ser recogido, pues sabemos de sobra que un país sin memoria, sin historia ―efectiva y participante―es un país inexistente.

Ya que todas las posibilidades a corto y mediano plazo de un cambio han estado  congeladas, nos queda el impulso de dejar una huella, para que los que vengan después no olviden también y no permitan que en su nombre se cometan los mismos desmanes que arrastramos desde la República. Esperemos que así sea y que podamos al fin re-construir este sueño tan viejo, recuperar el tiempo perdido, podernos emocionar nuevamente cuando escuchemos el himno nacional o veamos la bandera, y cuando llegue el momento, sea realidad aquella frase dicha hace mucho tiempo de con todos y para el bien de todos.

Deja un comentario

Archivado bajo ADO-PRESS, GENERAL

LA BOCA DEL LOBO

POR: Randy Caballero Suárez

Baracoa 

2 (18) 1 (18)

Así llaman los jóvenes del Consejo Popular “La Playa”, sitio donde resido, al sector de la Policía Nacional Revolucionaria, según ellos cuentan ese sitio no es otra cosa que eso, la boca del lobo, púes una vez dentro deben ingeniárselas muy bien para no ser amonestados con un acta de advertencia, empezando así la cuenta regresiva para ser internados en una prisión aunque no hayan cometido delito alguno, solo por el simple hecho de ser considerados por el militar que comanda el sector un peligro potencial para la sociedad, por no poseer vínculo laboral, deambular en las calles a altas horas de la noche o reunirse con elementos que posean, según los factores de la comunidad, una dudosa conducta social y moral, solo estos antecedentes son suficientes para que cualquier joven pase hasta cuatro años en la Prisión Municipal de Paso de Cuba o sea enviado al Combinado Penitenciario de Guantánamo, bajo una ley que se ha discutido mucho por su carácter arbitrario pero que permanece aún vigente a disposición de los gendarmes que dicen representar el orden en esta ciudad de Baracoa. Son cientos los jóvenes de ambos sexos que luego de haber penetrado en la boca del lobo no han salido sino para los calabozos de la estación policial y de ahí para prisión, negándoselo en el proceso sumario el derecho de presunta inocencia, solo porque un delegado o delegada de circunscripción, un presidente de algún Comité de Defensa de la Revolución y dos o tres miembros de los llamados factores de la comunidad han declarado en un tribunal que el o la encausada representan un potencial peligro para la sociedad, no importa que no hayan cometido delito alguno, pues según los uniformados adivinos y sus compinches fulano o fulana está propenso a cometer un delito contra la sociedad. En materia de leyes soy casi analfabeto, pero me parece que en ningún lugar del mundo existe una ley semejante contra los jóvenes, quiénes sumidos en la mayor desesperanza y frustración no encuentran salida a sus crecientes problemas. Algo así ha ocurrido a muchos conocidos míos, uno de ellos, nombrado Reinaldo Cobas Aldana, quién ha sido encausado dos veces bajo la mencionada ley de peligrosidad social pre delictiva, la última vez que las autoridades procedieron a encausarlo era obrero de la Empresa Municipal de la Agricultura, pero según el militar que le envío a prisión, Reinaldo, pernoctaba a altas horas de la noche y la madrugada en la vía pública, se reunía con elementos antisociales y consumía de forma abundante bebidas alcohólicas, lo cual podía llevarlo a cometer un delito en cualquier momento. Esta vez Reinaldo, pasó un año y seis meses en un correccional ubicado en el montañoso municipio de Maisí, esto sucedió en el año 2013, hoy, sin empleo, ya ha sido citado en dos ocasiones a la boca del lobo donde el militar de turno le ha confeccionado dos actas de advertencia por no poseer vínculo laboral, además de amenazarlo nuevamente con la ley de peligrosidad social pre delictiva, pues según le han comentado el joven, de 29 años de edad ha sido visto asediando a extranjeros, cosa que no dudo púes si los que trabajan se las ven negras, cuánto más aquellos que no percibimos salario alguno. Hace unos pocos días Reinaldo, me comentaba que piensa pasarse unos meses en Holguín en casa de una tía, púes el militar jefe de sector le comunicó a su padre Reinaldo Cobas Lambert, que la próxima cita de su hijo era para llevárselo completo, no para la boca del lobo, sino a prisión.

Deja un comentario

Archivado bajo ADO-PRESS, DERECHOS HUMANOS

SEMANARIO INFORMATIVO ADOPRESS #31

Una Edición Semanal que brinda los aconteceres en el oriente cubano escritas por Activistas de Derechos Humanos y miembros de la Sociedad Civil Independiente CLICK EN ESTE LINK. No. 31 Agosto 21

Deja un comentario

Archivado bajo ADO-PRESS, DERECHOS HUMANOS