Perfiles.

Guantánamo 21 de febrero de 2010

La Seguridad del Estado a través todos estos años de dictadura siempre ha trabajado basada fundamentalmente en un arma muy poderosa con que cuentan, los perfiles de las personas. No solo de los opositores y presos políticos, sino también de sus futuros colegas de militancia.

En el caso de opositores y otros que disienten de la política oficialista, lo utilizan con eficacia en algunos casos y preferentemente con los nuevos activistas para atacarlos con métodos bajos y mezquinos basados precisamente en toda esta información psicológica y personal previamente preparada para oportunamente utilizarla arremetiendo contra las personas escogidas. También la usan para desinformar y confundir a vecinos y familiares y activistas de derechos humanos y periodistas independientes, agregando burdamente supuestos vínculos con la CIA y el gobierno norteamericano.

Con los presos políticos es algo parecido, trabajan sobre su miedo, o sea sus debilidades. Por otro lado para darle un trato específico a cada uno según como lo tengan caracterizado. Si es un pensador, si es un rebelde muy valiente, si tiene mucho carisma o poder de convocatoria.

Esta técnica utilizada por el departamento de Seguridad del Estado con los cuadros de personas antes mencionadas no resulta, por lo menos para mí, ni alarmante ni asombrosa. Lo que sí es digno de resaltar es que también es aplicada en el proceso de captación de un nuevo agente, generalmente escogido en las escuelas Camilo Cienfuegos y en otros centros de estudios militares.

Por lo general los captados resultan ser los niños más tímidos de las escuelas esos que no se adaptan en sus medios, los que se han sentido rechazados por los demás, cuando en realidad los que se marginaban eran ellos mismos. Todas esa características son perversamente manejadas por los señores agentones recalcitrantes a cargo de ese proceso de crecimiento de sus escuadrones para impregnarles un odio enfermizo hacia todo y hacia todos. Luego del toque final, una moto Suzuki y un carné con 3 letras DSE que aterrorizan a cualquiera. Todo esto se traduce en una sola palabra, poder.

En fin, métodos similares a los utilizados por la policía política y cuerpo de inteligencia en el extinto campo comunista, como la KGB en la Unión Soviética, la STASI en la Alemania oriental. Es curioso que la escuela cubana de inteligencia, en los inicios de fundada fue llamada G2 comparado con la primera solo le falta la K, tiene la G y en lugar de la B tiene un 2, que significa la segunda letra del alfabeto.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo GENERAL

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s