Bitácora de la prisión II

Por Rolando Rodríguez Lobaina

 Aunque las noticias esta vez salen desde la prisión de kilo 9 en Camagüey, los hechos ocurrieron en la cárcel de Guantánamo. Continuando con el tema de personas torturadas, Osmani Fuentes García concedió una entrevista, vía telefónica, a redactores del periódico independiente de Guantánamo Porvenir. En la misma revela que fue víctima del método del balancín:

“…fui torturado varias veces. Se me aplicó el llamado Balancín por el capitán Jesús Boulí Robles y estuve en el calabozo de un día para otro amarrado con cadenas, tuve que declararme en ocasiones en huelga de hambre por la negación de asistencia médica o religiosa. Me quitaron visitas con mi familia por no vestir el uniforme de preso, aún cuando ésta venía desde La Habana.”

“A raíz de la huelga que organizamos en apoyo a la huelga de hambre de Julián Antonio Monés Borrero, Abel López Pérez, Yordis García y Orlando Zapata Tamayo el 14 noviembre de 2008 fui deportado para Camagüey, prisión especial de kilo 8, la 26. Desde mi llegada a este lugar permanecí 3 meses en aislamiento total en las celdas de media seguridad. Posteriormente me llevaron para el destacamento de régimen especial, el número 9. A los 8 o 9 meses mi familia descubrió que no tenía aprobado el régimen especial, que todo había sido un convenio del Mayor Reinaldo de Guantánamo con el Coronel Feliberto Luis Hernández, para separarme de los presos políticos Claro Sánchez Altarriba, Simón y demás.”

Con fecha 25 de junio Roberley Villalobos Torres denuncia desde el régimen especial del Combinado de prisiones de la provincia a través de un escrito, sobre las provocaciones del reo común Osmar Garvier Neira contra su persona cumpliendo órdenes de las autoridades del penal:

El 16 de febrero de este año el sicario Primitivo Valiente, jefe en ese entonces de este recinto, incitó al reo Garvier a que me lanzara un pomo de cristal con orine y otras cosas, algo que ahora amenaza con repetir la acción. Como el jefecito no logró intimidarme con eso ni con sus perros, dio órdenes de aplicarme el balancín y en esta posición me metieron entre la bañera y la letrina de la celda # 1 desde las 1,00 pm hasta las 5,15 pm. Omar Garvier recibió como estímulo un turno al teléfono.

Desde la prisión provincial de Pinar del Río, en la carretera a Luis Lazo km 5 ½, el guantanamero Pavel Hernández Masfarrol narra en conversación telefónica, reproduciendo una parte íntegra de la entrevista:

¿Viste alguna golpiza o aplicar algún método de tortura?

Personalmente te puedo decir que sufrí  lo que aquí en occidente  se conoce como la “la sillita” pero allá en Guantánamo es “el balancín”, que consiste en acostar al preso boca abajo, con una esposa de cadenas esposar un pie y con una esposa ordinaria, con la que tienen aseguradas las manos del reo, pasar el otro extremo de la cadena por las dos manos y asegurar el otro pie. Cuando aplican este método, el recluso queda con el abdomen en forma de balance que le provoca fuerte dolores, esto me ocurrió a mí el 11 de Agosto del 2005, hoy todavía siento  en mis manos la insensibilidad. Este método provoca que se pierda la sensibilidad en las manos y los tobillos. También las golpizas son muy usuales allí, al propio José  Ángel Simon le dieron una frente a mí. Vi como arrastraban esposado a Nelson Aguiar, prisionero de conciencia de la causa de los 75, una persona mayor, un militar de apellido Céspedes lo arrastraba, eso provocó muchas protestas.

¿Qué tiempo estuviste con el balancín?

Desde las 11pm hasta el otro día, cuando me lo quitaron sostuve otra discusión reclamando que se hiciera justicia pues eso es tortura y nuevamente se me volvió a aplicar y estuve más de 48 horas con el método aplicado.

¿Nombre de militares que tú conoces en esta práctica?

Eddy Céspedes, Modesto Verdecia, Alcides Mejía Gonzales y Primitivo Valiente. Cuando ocurren estas cosas, el turno de guardia que está en ese momento es llamado y todos participan en los atropellos. En algunas ocasiones lo hacen públicamente pero regularmente trasladan al reo a los calabozos y allí lo golpean, donde nadie los vea, lo único que se escucha son los gritos del reo.

¿Ahora dime alguna experiencia del 5 y medio?

Muy amargas, cuando llegue aquí querían que usara  el uniforme de preso común, por esta razón fui golpeado el 26 de Julio del 2008 por el oficial Yasmany  Miranda que al final fue sacado del penal por las infinidades de quejas por las golpizas que daba. Me dio una golpiza por no pararme en firme. Yo no  me paro en firme porque no soy militar. Me dio una bofetada acompañado de otro militar nombrado Diego y Osniel Cala. Éste último ya tiene dos asesinatos en menos de tres meses, uno ocurrido en marzo y el otro está siendo investigado en la prisión de kilo 5 en estos momentos, los dos ocurridos en este año 2010. Asesinó además con el método del balancín a un recluso y ahora volvió a cometer otro con esta práctica. Hemos estado investigando el nombre pero todavía no hemos logrado saberlo.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo GENERAL

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s