Entrevista III

Por Jorge Corrales Ceballos

Ciudad de Guantánamo.

Aunque no siempre se pueden narrar los hechos tal como se viven, siento que esta bitácora me permite acercarles a los lectores ese pedacito de vida que nos ha tocado vivir a los cubanos. No todo es color de rosa, como en las películas, pero siguiendo el curso de nuestra cotidianidad los aires me llevaron nuevamente al contexto de Guantánamo. Esta vez en las palabras de otra persona que por vivir en la isla bajo cláusulas cerradas testimonia sobre nuestra realidad.

¿Cuál es tu nombre y dirección?
Danieyis Betancourt Leiva y vivo en el 1 oeste e/ 8 y 9 norte # 214-A, en esta ciudad.

¿Tu edad?
25 años.

¿Cómo llegaste a pertenecer a la oposición?
Muy sencillo, Alberto Martínez Fernández vivía cerca de mi casa y a raíz de tres intentos fallidos de salir del país, cuando tenía 18 años, me acerqué a él y comencé a colaborar con el Club de Presos y Ex presos políticos que él lideraba.

¿Podrías hablarme de esos tres intentos de salida?
Bueno, desde hace mucho tiempo tengo expectativas e inquietudes que me hacían no estar de acuerdo con el régimen, producto a eso mi tía y yo intentamos salir del país por Pinar del Rio, fue la primera vez. No resultó, fuimos detenidas, algo muy doloroso, recuerdo que nos mantuvieron desde las 5 pm hasta el otro día a las 7 pm, los guardafronteras nos interrogaban, nos maltrataron de palabras. De ahí nos soltaron para el poblado, nosotras que no conocíamos el lugar tuvimos que dormir en un ómnibus en el portal del museo para poder regresar a La Habana; ya teníamos un seguimiento de la Seguridad del Estado. Pocos días después lo intentamos de nuevo por una playa que se llama Quebra Acha que queda cerca del Mariel, también fuimos detenidas.
También nos interrogaron, vinieron los mismos maltratos y nos soltaron al otro día por la mañana. De ahí fuimos para el lugar donde estábamos refugiadas, estábamos vigiladas por la seguridad del estado pero no nos detuvimos.
El tercer intento fue por Santa Cruz, en esa ocasión no llegamos a la costa, por el seguimiento nos interceptaron en la carretera, se nos lanzaron como perros que buscaban criminales, nos llevaron para la estación de Artemisa. Allí había un capitán que le decían Pimentel que me maltrató de palabras, me dio golpes, me llenó el brazo de moretones por los apretones y los golpes que me dio, nos separaron y a mí me metieron en una celda llena sucia. No había agua, tampoco donde hacer las necesidades fisiológicas pues era un hueco. Ahí estuve 28 días, mi mamá llamaba y le decían que estábamos bien, que nos bañábamos todos los días, que la atención no nos faltaba. Cuando nos detuvieron nos dijeron que era por el delito de atentado contra la Seguridad del Estado pero al pasar los días nos dijeron que nos iban a deportar por ser ilegales. Imagínate, ¡ilegales en nuestro propio país!
A los 28 días nos deportaron para Guantánamo, donde llegamos a la 1pm sin comer ni tomar agua en todo el viaje, no permitieron que bajáramos de la guagua. Nos dejaron en la unidad policial conocida como Parque 24 donde estaba mi mamá esperándome, pero no la dejaron verme. Allí me ficharon, me tiraron fotos en cuanta marca tenía en el cuerpo, me decían contrarrevolucionaria.
A las 4 pm me llevaron para Operaciones, ahí me dejaron en una celda, llena de bichos, cucarachas, mosquitos, sin ventilación. Al otro día me llevaron a interrogatorio para que dijera como había sido mi intento de salida. Me negué, me amenazaron con meterme presa, que sería sancionada a 8 años. Me dejaron una hora en un cuarto frío por no querer hablar. A los 4 días me llevaron a mi cuadra en una perrera.

¿Tenían conciencia de los peligros que afrontaban al realizar una salida ilegal como la que intentaban?
Cierto, sabía los peligros pero también los beneficios si lo lograba, la merced de ser libre, de llegar a un país libre donde mi pensamiento y mi forma de actuar no fuera cuestionada por nadie, tampoco no fuera perseguida por mis ideas. Yo quería poder dar mi opinión y criterio libremente donde quisiera sin ser señalada como aquí lo hacen cuando piensas diferente. En aquel momento no tenía miedo y puedo asegurarte que aún no lo tengo. Dicen que la libertad tiene un precio, cuando se sojuzga, en ello va la vida.

¿Qué sucedió una vez llegada a casa?
Cuando llegué ya la cuadra estaba llena de personas que la policía política había citado para hacerme un acto de repudio, me gritaron contrarrevolucionaria, gusana, que tenía que haberme ahogado en el mar. En fin me gritaron oprobio, hoy en día esas personas me miran con mala cara, pero ya estoy firme en mi posición y lo seguiré estando hasta que Dios quiera.


Eres una de las víctimas de amenazas por parte de la Seguridad del Estado por solidarizarte con Rogelio Tavío y Rosaida Ramírez, ambos directivos del ilegal Partido 30 de Noviembre. ¿Puedes hablarme de eso?

El pasado 20 de octubre, dos oficiales de la seguridad se presentaron en mi centro de trabajo, el Teniente Coronel Alexis Becto Basulto y el Teniente Maikel Laguna para hacerme la proposición de trabajar para ellos. Al negarme me amenazaron con meterme presa, me dijeron que todos los del movimiento al que pertenezco eran drogadictos y que esa no era la vía para irme del país, que me fuera para la Habana y me buscara un extranjero. Le pregunté que si eso no era sancionado, me estaban mandando a prostituirme, me dijeron que no. Por cierto este Teniente Coronel fue el mismo que organizó el acto de repudio en mi contra.

Tienes la desagradable experiencia de los actos de repudio, viste lo efectuado el pasado 10 y 11 de octubre a Rogelio y Rosaida. ¿Cómo tú calificas estos hechos?
Aparte de los daños emocionales que provoca, porque te repudian por tu manera de pensar, por tus acciones que son totalmente pacíficas, sin agresión, solamente ejercer un derecho como ciudadano es un hecho delictivo, sancionable, llevado a cabo con total impunidad. La seguridad del estado y el gobierno son responsables de estos actos, ellos mismos arman una alteración al orden e incitan a la agresión, entonces uno se pregunta quiénes son los antisociales, son ellos, las personas deberían pensar en esto, son actos vandálicos.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo GENERAL

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s