SI DE MEDICINA SE TRATA…

Por Julián Antonio Monés Borrero

Ciudad de Baracoa, 20 de enero de 2011.

Días atrás leí un artículo que trataba sobre la importancia del método clínico y la necesidad de retomarlo en aras de una atención médica más personalizada que conlleve a un pensamiento científico por parte del galeno ¿Por qué no? Que implique un uso racionalizado de los diferentes medios de diagnóstico.

Estoy plenamente de acuerdo con lo planteado por el periodista, pero pienso desde mi posición siempre al lado del paciente, que se debe ahondar aún más sobre esta cuestión. Que los médicos se hagan de cuenta que los pacientes cubanos son venezolanos o chilenos o hasta africanos.

Digo esto pues muchas de las indicaciones médicas se rigen por protocolos de salud que bien pueden ser revisados y hacer de la regla la excepción. En cuanto la opinión de la población, creo que el compañero periodista se quedó corto.

La población exige los métodos complementarios. No más se sientan frente al médico, les dictan conductas a seguir y se molestan, pero si fuera un paciente extranjero ellos les mostrarían una sonrisa amplia pues saben que recibirán verdinasis (dólares).

Otro tema que llama la atención es sobre la reducción de plantillas en las instalaciones de salud. Estoy plenamente de acuerdo con que esto debe realizarse, pues hay exceso de personal que no se preocupan por los pacientes, no están por amor al trabajo o la profesión,
sino por el dinero principalmente del paramédico, pero al final concluyo que cuando las cosas salen mal nadie recuerda a la auxiliar de limpieza que no trabajó a conciencia, al camillero que estaba perdido de su puesto de trabajo, a la enfermera que olvidó cumplir con el medicamento, al ascensorista que está durmiendo en cualquier rincón propicio, y así por el estilo.

Nada de lo anterior es citado ni fruto de mi fantasía. Eso forma parte del cubano de a pie, de nuestra realidad, lo peor de todo es que al final el médico tiene la responsabilidad de todo y es irónico pues de todos los implicados es el único que tiene sentido de pertenencia en la labor que realiza.

Igualmente creo que el paciente merece un trato adecuado, no debe ser éste Venezolano para tratarlo de maravilla, los médicos cubanos no pueden ser candil de la calle y oscuridad de la casa.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo GENERAL

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s