Cualquier lugar es bueno

Por Jorge Corrales Ceballos

Guantánamo, 26 de febrero de 2011.

Hay hechos que por su naturaleza, para los conocedores pueden parecerles raros. El 22 de Febrero, fui detenido en el parque central de mi ciudad, junto a los hermanos Rolando Rodríguez Lobaina, José Cano Fuentes y Yobel Sevila Martínez por la policía política, y conducido para el cuartel del parque 24.

Cano y Rolando fueron dispersados por otros municipios de la provincia, acusados todos de planear una marcha pacífica por el centro de la ciudad. Era la víspera del primer aniversario de la muerte del joven Orlando Zapata Tamayo.

En los calabozos del mencionado cuartel, se encontraban alrededor de 30 detenidos por distintas acusaciones, casi ninguna justificaba la permanencia de los recluidos en las desaseadas celdas. Yobel y yo decidimos que de todas maneras debíamos homenajear al mártir cubano de la no violencia.

Al otro día, 23 de febrero, después que concluyó el reparto del desayuno, les pedimos a los detenidos que se callaran un momento y les hablamos del joven Zapata, quien fue, por qué y cómo había ofrendado su vida.

La charla duro algo más de media hora, muy reconfortante y matizada por el interés de los allí retenidos que nos hicieron preguntas en busca de más detalles. Al final, les pedimos que nos acompañaran para dedicarle un minuto de silencio a su memoria, concluido con un grito de “ZAPATA VIVE”.

Porque cualquier lugar es bueno para honrar a nuestros mártires.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo GENERAL

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s