El azote de un tsunami

Por Roilan Ramirez Reinosa (MCJD-ADO)

En medio del actuar y defensa de los seguidores del oficialismo castrista y sus “conquistas revolucionarias”, miramos una realidad de la que pocos hablamos. Cuentan los antillanos de mayor edad, que Antilla era llamada “La tacita de Oro,” “La Perla del Atlántico,” “Lo Mejor de las Antillas,” entre otros apelativos, y que su fama de renombre atrajo no solo a personas condición de gran comercio, sino artistas y otras personalidades famosas de Cuba y el mundo. Se ha hablado de todo aquello que poseía en muchas ocasiones, pero yo quisiera expresar cosas que ya no tiene.

El régimen comunista se aferra de denunciar y poner en bandeja de fango el deseo de todo pensamiento distinto para volver al pasado. La estupidez humana sería glorificada si alguien pensase por un instante en retroceder en el tiempo. Lo primero es que no se puede, y lo segundo que la historia y los avances en la materia científica no lo permitirían porque simplemente la razón de ser de los hombres es su desarrollo personal y cultural, en lo que se incluyen otras materias que sirven para construir y no para destruir. Pero ¿qué queda de nuestro pueblo?

Es lamentable el estado de deterioro del patrimonio. Edificios y casas antiguas no son reparadas. Duele ver como se deterioran, se desploman, se caen o derriban. Parte el alma ver las edificaciones del Parque Central hoy nombrado Avenida 28 de enero, la que cuenta en sus laterales con una finísima construcción y elegancia. Parece que a nadie le preocupa su estado o, simplemente, los que quieren no pueden hacer nada, pues los recurso necesario se encuentra en manos del estado. Lo que pasa es que nuestros hijos y nietos no verán, como muchos de nosotros, ni siquiera los restos de lo que fue en otros tiempos el patrimonio de nuestro querido terruño.

Al final, son estas pequeñas cosas que definen nuestra identidad, las que se van perdiendo en el tiempo. Y es ahí adonde pudiéramos hacernos la siguiente pregunta: ¿Qué será de todo esto en 15 o 20 años? ¿Quién ha de responder por todos los reconocidos errores cometidos? Un tsunami ha pasado por aquí. Más de un centenar de años de historia están siendo arrasados sin que a las autoridades les importe. ¿Hasta cuándo será? No se sabe. En parte somos culpables porque lo hemos permitido.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo GENERAL

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s