Baracoa 503 Años Después

???????????????????????????????4BARACOA

Por: Randy Caballero Suárez
Baracoa

Transcurridos 503 años de la fundación de Baracoa, ciudad primada de Cuba, o la Primera en el tiempo como también es conocida, nos damos cuenta que la misma tiene muy poco que mostrarnos, a no ser el boulevard construido en el centro de esta bella urbe y la remodelación del parque central, el cual por su estructura y color verde olivo muchos llaman polígono militar, además de una fuente en el centro de este de la cual brota agua, la misma agua que muchos hogares añoran y desean tener. Recorriendo sus calles y arterias vemos que la pobreza y la mendicidad se repiten día a día, la única diferencia es el aumento de la miseria que cada vez es mayor, y el de las casas destruidas que amenazan con caer sobre las cabezas de sus moradores o sobre cualquier transeúnte distraído. Baracoa, a pesar de su natural hermosura, posee el embrujo de la perpetuidad y el del olvido, todos hablan de ello y sobre muchos cae la responsabilidad, hasta sobre un infeliz mendigo cuya estatua adorna la calle central y del que según cuenta la leyenda maldijo nuestra urbe hace varios siglos atrás, lo cierto es que muchas veces se escucha a personas, no solo a los más ancianos, sino hasta jóvenes también culpar al Pelú, sobrenombre por el cual es conocido, de todos nuestros males y desgracias, hasta algunos, los más fanáticos, cuando atraviesan la calle donde se encuentra su estatua le escupen, y con desprecio pronuncian algún que otro improperio en su contra como si fuese de verdad el culpable de lo que hoy en día nos sucede. La bella y antigua urbe recibió con sorpresa y admiración sus 503 años, del mismo modo que la sorprendieron los fuegos artificiales lanzados al cielo estrellado la noche del 15 de Agosto, fecha en que según cuentan fue fundada por el adelantado Don Diego Velázquez, solo que ya no somos aquel puñado de ignorantes aborígenes que miraban con asombro las carabelas donde aquellos navegantes atravesaron medio mundo para venir hasta acá, no son los tambores ni las fiestas populares las que aplacaran el hambre de los pobladores de esta tierra, como tampoco el ron y las celebraciones eliminaran la necesidad y la perpetuidad de la pobreza que se cierne con plenitud sobre la Primera Villa de Cuba, no con música y festivales populares la población baracoense saldrá del manto o limbo que la envuelve. Cierto, si, que los pueblos necesitan de festividades y celebraciones, de recordar su historia y sus ancestros, pero necesita más de salarios dignos para los trabajadores y de empleo para la juventud, de un gobierno local que haga suyo los problemas de cada uno de sus hijos, de un cuerpo de orden público que evite muertes innecesarias como las ocurridas en días recientes producto de reyertas y broncas callejeras, de dirigentes que cuenten con el pueblo para invertir el más mínimo centavo, de funcionarios que vean en cada cliente su razón de ser y no a quien se le hace un favor, solo así Baracoa cambiará y prosperará y cuando se hable o se escriba de ella será como si fuese de una novia o de una madre.

3BARACOA2BARACOA

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo GENERAL

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s