PARA CUBA QUE SUFRE…

POR: Randy Caballero Suárez.

Baracoa

Tal como es admirable el que da su vida por servir a una gran idea, es abominable el que se vale de una gran idea para servir a sus esperanzas personales de gloria o de poder, aunque por ellas exponga la vida. El dar la vida constituye un derecho cuando se la da desinteresadamente.

2 (28) 3 (28)

Bien claro dejaba José Martí con estas palabras a Máximo Gómez en una de sus cartas el verdadero sentido del patriotismo y de la entrega incondicional sin intereses mezquinos y cobardes a la idea de la libertad de nuestra patria, en aquellos tiempos, como ahora, se confundía y se mezclaba el deseo y la necesidad de ver a Cuba libre con el capricho  y el antojo de gobernarla después con el látigo en la mano para defender tal o cual postura personal, muchos grandes cubanos fueron y son víctimas de estos errores de forma inconsciente, convencidos de que actuaban de buena fe, sin llegar a entender que con la mayor sinceridad se pueden cometer los más grandes errores. En la desigual e injusta lucha que en la actualidad llevamos a cabo contra el régimen opresor se siguen cometiendo los mismos desenfrenos y el mismo pecado, muchos continúan poniendo por encima de la sagrada y emancipadora  causa de la libertad el bienestar y el lucro personal. Si en verdad dedicamos a Cuba que sufre la primera palabra debemos entender que Cuba también son los que no tienen pan en su mesa, los que sumidos en la mayor miseria y abandono no cuentan con un plato de comida ni con el dinero que se las provea, los que casi en harapos se afanan en lograr el sueño de ver libre a su país, esos también son Cuba y merecen de la ayuda y el respaldo de los que un poco más desahogados tienen el deber de socorrerles y de hacer más llevadera su existencia,  pues todo el que pelea de una u otra forma es santo, de no ser así se estará cometiendo la misma equivocación de nuestros antepasados, y cualquier acción que se acometa por grande y osada que parezca carecerá de valor si no se ha tenido en cuenta a los pobres de la tierra, tanto a los pobres en recursos como a los pobres en espíritu, pues el que a de guiar a un pueblo debe tener en cuenta a los habitantes todos del pueblo al que pretende guiar, y no solo a la porción más allegada a él; sea por acercamiento o por conveniencia, valiera más no desplegar esa bandera si no ha de amparar a todas las cabezas por igual, entiéndase que todos somos Cuba, aún aquellos que en la distancia lanzamos nuestro pequeño grano de arena por hacer realidad el sueño truncado de Martí. Lo dicho no es con el afán de ofender ni criticar a nadie, solo pretendo que los desviados de la senda del triunfo verdadero enderecen su nave rumbo a la victoria definitiva y tengan en buena estima y buen socorro a los que desprovistos de los recursos monetarios desean, y tal vez más que ellos mismos, que su patria sea libre de una vez por todas para que el hombre no siga siendo lobo del hombre y cada cual viva de acuerdo a su talento y su capacidad, que no siga más sucediendo lo que hoy en día sucede, que el talento servil se pone a mano del que mejor le paga y del que más lleno tiene los bolsillos, para mí el talento deja de ser talento y se convierte en servilismo cuando busca el mejor amo que lo pague, el que ha ser hombre tenga miedo que se ponga de alquiler y busque el postor que lo apadrine. Los tiempos requieren de estas acciones, la patria necesita sin demora de ellas, de la sinceridad de sus hijos y del recuerdo de los que olvidados en la mayor miseria sucumben bajo dos crueles amos; el uno es el gobierno cubano; el otro la porción más adinerada de la oposición que dentro o fuera de Cuba encabezan la lucha contra el régimen, de no ser así la patria nunca será libre, si un día se lograse acabar con el cruel sistema que nos tiraniza bajo el mando o la autoridad de estos cabecillas adinerados, el futuro sería triste y bochornoso para los cubanos, quiénes solo sufriríamos un cambio de dueños y no la libertad definitiva, piense, reflexione, acondicionense las cosas de tal forma que el grito de libertad sea en verdad para Cuba que sufre y no solo para una pequeña parte de este país tan sufrido y tan explotado a lo largo de su historia.

1 (28)

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo ADO-PRESS, DERECHOS HUMANOS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s