OTRA VÍCTIMA

POR: Randy Caballero Suárez.

Baracoa
Como una muestra más de los perversos mecanismos de represión usados por el régimen cubano contra la juventud; en especial contra aquellos de piel oscura, se alza el caso del joven de veintiséis años de edad Yolieski Pulido Benitez, quién al momento de escribir estas líneas se encuentra en los calabozos de la estación municipal de esta ciudad de Baracoa en huelga de hambre tras ser acusado como sospechoso de un delito de robo con fuerza el cual no cometió, en realidad, y para las autoridades de esta Villa el único delito cometido por Yolieski es el haberse incorporado a las filas del movimiento opositor y defensor de los Derechos Humanos Juan Pablo II, algo catalogada por los militares como imperdonable para cualquier ciudadano, y que bien vale la pena cortar a tiempo. Yolieski, quién además se encontraba en el momento de su arresto esperando el resultado de una apelación a la condena de cuatro años impuesta por el tribunal municipal de esta oriental ciudad por los supuestos delitos de alteración del orden público y ultraje sexual, expresó su decisión de formar parte de la disidencia interna a raíz de las constantes violaciones a sus derechos, las cuales dijo no entender pues según nos afirmó todo empezó cuando en el verano del año 2014 se encontraba en la playa acostado encima de una toalla con la bandera norteamericana pintada, lo cual llamó la atención de varios paramilitares que se encontraban en el área, retirándose del lugar el joven ante las miradas indiscretas y los comentarios falaces a la vez que gritaba consignas antigubernamentales en la vía pública, motivo por el cual fue golpeado en su domicilio por varios oficiales de la Policía Nacional Revolucionaria y conducido hasta la estación policial para luego ser sancionado a un año de privación de libertad por el delito de desacato, mientras su madre, quién saliera en su defensa ante el atropello y los golpes de que era objeto fue sancionada a nueve meses de prisión también por ese mismo delito, en fin, que la historia de este joven negro tiene matices políticas y yo diría que hasta raciales, púes el solo hecho de ser joven en Cuba ya es un delito, mucho más delito es el ser negro y el pensar diferente, lo cual si que no será perdonado por las autoridades que ejercen el poder en este municipio. Ayer en conversación telefónica con Yolieski me comentaba que continuaba en huelga de de hambre, que los dolores de cabeza y los mareos ya habían hecho aparición pero que mantendría su postura hasta ser liberado y hasta que se retirasen los vergonzosos actos vandálicos que se le imputan; que responsabilizaba a la seguridad del estado por su vida y su salud y que tanto el movimiento Juan Pablo II y la Alianza Democrática Oriental tenían en el a un soldado más, además de informarme que había sido instruido de cargos del delito de robo con fuerza, y que el juicio de apelación solicitado por él sería el día 10 del mes presente.

logo ADO4 (20)

Cabe esperar ahora por el desarrollo de los acontecimientos y por la postura de las autoridades ante su caso, ante todo dejamos bien claro que responsabilizamos a la policía política por la vida y la integridad de Yolieski Pulido Benitez, y que exigimos que la justicia sea imparcial en su caso, lo demás es obra del tiempo, siempre estaremos de su lado y continuaremos denunciando los atropellos y las injusticias contra la juventud y contra el pueblo cubano.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo ADO-PRESS, DERECHOS HUMANOS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s