Continúan los Robos

Pareciera que esta es una historia que se repite una y otra vez, como si fuera una saga de uno de los clásicos de la literatura universal, pero no; esta es la realidad de lo que cotidianamente ocurre aquí, en la Cuba pacífica que el gobierno pretende  mostrarle al mundo; y es que una vez más y puedo afirmar que por enésima ocasión, los ciudadanos que reciben la mal llamada canasta básica en la bodega  situada en; calle18 % 13 y 15,# 1413 del municipio Holguínero de San Germán una vez más les tocará esperar al menos un mes o más para que repongan si es que ocurre, los alimentos que en la madrugada del día 22 de octubre del presente año fueron sustraídos por personas inescrupulosas que vieron; en dicho acto delictivo la posibilidad de hacer ‘’ algún negocio que les ayude a solventar las necesidades que a diario enfrentan las disímiles familias en la isla’’.

Continuan Los Robos

Que falten ahora los alimentos y que por ende los vecinos que son abastecidos en la misma carezcan durante varios días de los mismos puede cobrar un papel secundario si analizamos el asunto desde otro punto de vista. Y es entonces donde muchos se preguntan ¿Son los CDR en verdad una organización de masa que cumple con el objeto social con que se crearon?  Si bien sabemos que en todas las sociedades existen delitos de este tipo, cabe resaltar que el gobierno cubano no da prioridad para que estos hechos no ocurran pues siempre será mejor prevenir que tener que lamentar; sin embargo  también es común ver a la policía política y sus paramilitares, lleven a cabo vigilancia continuada hacia los opositores pacíficos, algo que también provoca el comentario en la comunidad con frases cómo: será más fácil volarle los derechos a un ciudadano por su ideología contraria al régimen o poner serenos como vulgarmente se les conoce en las bodegas para que estos hechos no se repitan; pues analizándolo más profundamente ellos también pueden ser afectados ya que como bien decía al principio no es en un solo lugar donde ocurren los robos. Y no se cumple ese eslogan que por años ha caracterizado  la organización: CON LA GUARDIA  EN ALTO. Nada, que el suceso demuestra la decadencia de los valores de la ciudadanía, la no funsionabilidad de una organización que hace años dejó de trabajar, que se ha vuelto una reliquia histórica de aquellos días de uniformes, discursos y  mucha bulla con consignas de “ el que no salte es yanqui“ y ahora sentados a la misma mesa ambos gobiernos, eso sin contar que de seguro nunca aparecerá el autor o autores del delito que estarán al acecho y en espera de cualquier otro instante para en este mismo lugar o en otro más vulnerable incursionar nuevamente en algo que de seguro ya se ha convertido en hábito y es que por estos lares respecto a este fenómeno sencillamente LA VIDA SIGUE IGUAL.

Reportó: desde San Germán Dalián González Rosabal

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo ADO-PRESS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s